Consejos Para Abrir Tu Propio Restaurante

Si tienes una idea fantástica para un restaurante, pero te falta el dinero para despegar tu concepto gastronómico, no te preocupes. Incluso si tu historial crediticio esta por los suelos, no significa que debas renunciar a tu sueño. Hay formas de abrir un restaurante cuando no tienes mucho dinero o si tu crédito recibió un golpe durante la devaluación del peso. Los bancos pueden no estar dispuestos a financiar tu sueño, pero otros inversionistas privados estarán de acuerdo con tu nueva idea. Al comenzar en pequeña escala, puede demostrar a los bancos, a los inversores y al mundo en general que usted toma en serio los negocios y tiene lo que se necesita para ser un éxito.

Tener un plan de negocios listo
Tenga listo un plan de negocios escrito y bien pensado que describa su concepto, audiencia objetivo, costos de puesta en marcha y ventas proyectadas. Esto debe incluir el tipo de restaurante que desea abrir, su público objetivo identificado y un presupuesto detallado. Además, incluya sus propias calificaciones como propietario de un negocio. Si no tienes experiencia en un restaurante, piensa en otros tipos de experiencias tal vez seas un gerente experimentado, eres genial con los números y tienes experiencia en libros, eres un chef fenomenal o eres un individuo extrovertido que puede trabajar en la parte delantera de la casa y funcionar como un anfitrión amable. Recuerde, no solo está vendiendo su idea de restaurante. También se está vendiendo a sí mismo, y necesita demostrar que es capaz y conocedor con un conjunto de habilidades para ofrecer.

Considere operar su restaurante en un contenedor reciclado
Considere invertir en contenedores en Ensenada para abrir su nuevo restaurante, son económicos, durables y muy personalizables. Este método moderno para reutilizar contenedores es muy amigable con el ambiente porque evita la tala de millones de árboles a al año

Comience con un negocio de servicio de banquetes
Abrir un nuevo restaurante requiere mucha planificación e implementación, sin mencionar la cantidad de efectivo que se invierte. Antes de dar ese gran paso, es importante que esté completamente comprometido con ser el dueño de un restaurante. Una manera fácil de probar un restaurante es hacer algunos trabajos de autoservicio. Los servicios de banquetes, incluso las pequeñas fiestas en casa, requieren todos los elementos necesarios para administrar un restaurante, incluida la planificación de menús y los precios, el marketing, el presupuesto, la preparación de alimentos, el servicio al cliente, los seguros y la contabilidad. Después de un par de trabajos con banquetes, si todavía te sientes emocionado y comprometido con la apertura de tu restaurante, entonces adelante y da el paso.